GARRIDO DECORACIÓN

Déjanos ayudarte a crear tu hogar.

Siempre hay espacio para una librería.


Estanterías juveniles.

En la mayoría de las habitaciones infantiles o juveniles que colocamos en las casas de nuestros clientes, hay sitio para una estantería. La verdad es que son unas grandes aliadas en el almacenaje. Bien para libros, juegos, juguetes, porta fotos, joyeros, adornos... Siempre vienen bien. Y las podemos combinar con algún hueco cerrado, así podremos guardar lo más "desordenado" que en las habitaciones de los peques, suele ser habitual tener un hueco para los "titos". Las tenemos de varios estilos. Pueden ser a suelo directamente, o apoyadas en algún módulo, o apoyadas en la mesa de estudio. Esas son las que soportan peso de verdad.En las zonas de trabajo o despachos, juegan un papel importante. Luego están las que son más decorativas. Quedan suspendidas en la pared y son más ligeras. Pero no son recomendables para poner mucho peso. Os pongo algún ejemplo de alguna de ellas.

Estantería para guardar juguetes.

En las habitaciones infantiles, son imprescindibles las estanterías con contenedores para guardar juguetes o las que pueden guardar [email protected] sus libros. Son un gran invento para que [email protected] peques de la casa desarrollen su autonomía y guarden sus cosas. Aprenden a recoger, a saber donde dejan las cosas, tienen todo accesible y reconocen fácilmente lo que quieren coger o utilizar en cada momento. Estas estanterías, despiertan su curiosidad por ver los libros y su contenido. Una gran ayuda para desarrollar su interés por la lectura. En las habitaciones de juegos, son piezas fundamentales.

Estanterías auxiliares.

Siempre hay algún rincón en la casa que no sabes que poner. Bien en una entrada, o en el salón... y una estantería decorativa, es una buena opción. Además de decorar el hueco o rincón, es útil y práctica. Este tipo de estanterías pueden ser de madera, de metal, de cristal... Se pueden utilizar como separador de ambientes en un momento dado. Las hay sin trasera, que dan una sensación de ligereza, o con los laterales abiertos. Las posibilidades son infinitas. Si tenemos un color de madera en el ambiente donde la queremos colocar que es muy fuerte, os recomiendo colocar algo totalmente diferente, que rompa con lo de alrededor. Algo metálico, lacado en un color suave, o con cristal. El resultado será espectacular. Ya que, la estantería, pasará a ser una pieza destacada en el ambiente.

Estos modelos por ejemplo, queda genial como separador de ambientes. No agobian, dejan pasar la luz y no pierdes vista.



Bibliotecas, las grandes deseadas.

Para los amantes de la lectura, que acumulan cientos de libros, siempre es un problema dónde guardar todos esos libros. Actualmente, en los muebles de salón, se pueden hacer cosas muy chulas para guardar y almacenar libros. Las hay de estilo más clásico, con sus pilastras y sus cornisas, o bien más modernas. Más rectas y lisas. Todo está pensado para que combinen perfectamente con el ambiente que quieras crear en tu salón. Además de ser sumamente prácticas, dan un toque de elegancia y calidez en la estancia. Si, además, las acompañamos con un acogedor rincón de lectura, el resultado puede ser muy especial. Una butaca con una mesita auxiliar y una buena lámpara pueden hacer las delicias de un faná[email protected] de la lectura.Y si eres de los pocos privilegiados que tiene una chimenea en casa... ¿Qué más se puede pedir? El relax, el disfrute de un buen libro y la paz, son lo más.

Si te llevas trabajo a casa o trabajas en ella, hay opciones muy buenas para tener una zona de trabajo integrada en el salón. Bien con una estantería que le complemente o colocando una mesa auxiliar al lado de la estantería que nos "ayude" a tener todo a mano. Os muestro alguna foto para que veas a que me refiero.

Esta sería una opción si queremos un ambiente clásico.







Las librerías en rincón.

La verdad es que pocas veces hacemos un rincón con una librería, pero si tenemos el espacio adecuado, puede ser una buena opción que no podemos rechazar a la primera de cambio.
Necesitamos unas medidas mínimas para que, además de práctica, quede bien estéticamente. Si no, corremos el riesgo de que nos quede un "churro". Y nos cargaríamos la decoración del resto de la estancia.

Es cierto que son más comunes en zonas de estudio o trabajo, encima de la mesa de estudio, por ejemplo. Pero desde el suelo o integradas en el mueble de la televisión, son una buena opción.


Hasta aquí el post de hoy. Espero que os haya servido y, por supuesto, para cualquier duda o aclaración, os podéis poner en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderos. ¡¡Feliz semana!!



Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información