Los ácaros. Nuestros compañeros en casa.

¿Qué son y cómo nos afectan los ácaros?

Los ácaros son microorganismos que miden unos pocos milímetros de longitud y que viven en el polvo. Son tan pequeños que no se pueden ver a simple vista. Sus lugares favoritos para vivir son sitios cálidos y con altos niveles de humedad. Tienen debilidad por la tela y los tejidos. Y especialmente se instalan en colchones, cortinas, sofás, cojines, peluches, alfombras... Su proliferación se ve incentivada por una condiciones de humedad relativa alta, entre 60 y 80% de humedad. También influye en su crecimiento unas temperatura altas entre 25 y 30 ºC.


Los ácaros se localizan principalmente en las zonas de la casa donde las personas pasan más tiempo, por ejemplo la cama, ya que los ácaros se alimentan de las escamas que desprende la piel humana. Los ácaros, entren en nuestro organismo por la nariz, es decir, mediante vía respiratoria. Son tan pequeños, que están suspendidos en el aire y entran en contacto con la mucosa nasal o bronquial. Aquí es donde empieza el problema de las alergias. Los ácaros producen alergias cuyos síntomas son: estornudos, congestión nasal, urticaria, inflamación en los párpados, picazón de ojos y/o garganta, falta de respiración, etc. Esto puede desencadenar patologías como: asma, rinitis, conjuntivitis, dermatitis atópica, etc.

Ácaros en la cama


¿Qué podemos eliminar los ácaros de la cama?

Una buena ventilación de la casa es fundamental. Abre bien todas las ventanas. Sobre todo de las habitaciones, cuando se ha dormido y no hagas la cama inmediatamente. Deja que se ventile un rato para que desaparezca el calor y la humedad acumulados durante la noche.

También ayuda a reducir la presencia de estos bichitos el evitar ambientadores, espacios cargados de humo e insecticidas, que favorecen su proliferación. Otro detalle que también ayuda bastante es el limpiar el polvo con un trapo húmedo o utilizar aspiradores con filtros de agua. Por supuesto, es IMPORTANTÍSIMO lavar la ropa de cama todas las semanas a una temperatura de unos 60º como mínimo. Recuerda que las escamas que desprendemos de la piel son su alimento y la única manera de eliminarlos de las sábanas es la limpieza de éstas y la higiene personal.

Otro detalle muy importante que podemos aplicar a reducir la presencia de ácaros en nuestra cama, es el utilizar colchones, almohadas y nórdicos que esté fabricados con productos específicos anti - ácaros.

Almohadas antiácaros

En nuestro establecimiento trabajamos con fabricantes de descanso muy comprometidos con este tema. Siendo conscientes de que pueden ser un problema de salud, y las almohadas principalmente, ya que están en contacto directo con nuestras mucosas.

Concretamente la firma de reconocimiento nacional MOSHY tiene un amplio abanico para que elijas tu almohada perfecta por densidad, firmeza, suavidad y dureza, y además, sea antiácaros. Los modelos ALBA e IBIZA, son dos de los modelos de almohadas con fibra INTERIOR antiácaros. Llevan doble funda para facilitar su lavado y tratamiento Sanitized.

Almohadas antiácaros

Nórdicos antiácaros

El nórdico, sin duda, es otra pieza fundamental en nuestras camas. Recordemos que los ácaros se alimentan de nuestras escamas, así que son un foco importante donde se acumulan nuestros amigos. Para solucionar esto, seguimos con el líder en accesorios para el descanso, MOSHY.

El relleno de fibra Antiácaros del edredón nórdico Isaba crea un microclima seco, reduciendo el grado de humedad y generando un ambiente hostil que limita el crecimiento y desarrollo de los ácaros. Este edredón nórdico está especialmente indicado para personas alérgicas a los ácaros y el polvo doméstico. Un edredón nórdico confeccionado con tejido 100% algodón sanforizado que facilita la transpiración y lo convierte en un edredón higiénico, práctico y muy confortable.

Fundas de colchón antiácaros

Si el relleno nórdico era importante por estar encima del cuerpo, el protector del colchón lo es por estar por debajo. Si duda, el protector reversible Dolpy es ideal para evitar los ácaros. Está relleno de fibra virgen Antiácaros cardada en multicapas y con estructura Helicoidal. Crea un microclima seco reduciendo el grado de humedad y generando un ambiente hostil para los ácaros, lo que garantiza un descanso libre de bacterias y ácaros. Su tejido superior de rizo, bucle 100% algodón, transmite una agradable sensación de abrigo y confort. Destinado para personas sensibles a episodios de alergia a los ácaros. Se ajusta mediante platabanda polialgodón de 30 cm. Así que, se ajusta perfectamente a la tendencia de colchones gruesos que se está imponiendo en el mercado hoy en día.

Colchones antiácaros

Pasamos ya a la parte importante de la barrera antiácaros. Más que nada porque el colchón no se puede lavar y al ser una pieza tan grande, andamos peor para su limpieza en condiciones. Por eso, lo más importante es que el tejido sea "ANTIÁCAROS" y repela a estos molestos compañeros de cama. En nuestra web puedes encontrar varios modelos para todos los gustos. El modelo AURA por ejemplo, es de muelle ensacado con 5 zonas lumbares y refuerzo. Un colchón de 30 cm de grosor que lleva también visco para que su tumbada sea muy agradable. Además la independencia de lechos está garantizada. Otro modelo que tiene mucha aceptación es el modelo CORAL, un modelo que lleva 4 cmt de visco de 50Kg, fibra asiliconada y tejido con hilo de plata.

Colchones antiácaros

Colchón antiácaros


Para más información consulta los productos antiácaros en nuestras tienda online. ¡¡Espero que os haya gustado el post de hoy!! Hasta la semana que viene.


No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado